Archivo del sitio

Sanidad para todos, al fin.

sanidad

 

Cuando una pensaba antes en los Estados Unidos, sin ser nada amiga de sus políticas internas y comportamientos en la escena internacional, no podía evitar pensar que, me gustase o no, eran los que partían el bacalao en esto de como funciona el mundo que hoy por hoy conocemos. Es cierto, que tras seguir la muy interesante carrera por la presidencia de este país una se va dando cuenta en los debates, en los reportajes, como esta nación puede ser tan grande para unas cosas y tan mísera para otras. Y para concretar, me refiero al sistema sanitario.

Cómo española que ha crecido en un país con Sistema Sanitario Universal, con sanidad para todos, no he podido sorprenderme al escuchar a Obama y McCain, discutiendo sobre si a los padres se les podía obligar a que incluyesen en sus seguro a sus hijos, multándoles si no lo hacían. No puedo imaginarme a un sólo niño de un país que se considera a sí mismo el mejor del mundo, teniendo niños sin cubrir por un seguro médico, pero no es de extrañar en un país con más de 50 millones de personas sin cobertura médica

Si recordáis, Michael Moore en una de sus películas denuncia titulada “Sicko”, hacía un análisis y comparativa del sistema americano de salud con el cubano, el francés, el británico y el canadiense, dejándo al primero en muy mal lugar. Ahora Obama ha comenzado a poner las primeras bases para conseguir que la cobertura médica sea universal en Estados Unidos y, sinceramente, aplaudo la iniciativa. No sólo porque fuera uno de los compromisos más importantes de su campaña y lo esté llevando a cabo, sino porque ya va siendo hora de que tanto sueño americano deje de ser pesadilla para los que no son clase media o alta en ese país.

Anuncios

Lucha contra la crisis: Zapatero vs Valcárcel

valcarcelzapatero

Sé de antemano que esta lucha es desigual. No por la calidad política de los contrincantes, (aquí Zapatero vapulea sin problemas a Valcárcel), sino por la diferencia abismal que separa a ambos, en el campo que les toca, a la hora de afrontar la crisis. Porque crisis, a estas alturas tenemos todos y en todas partes. Por un lado Zapatero y el PSOE que, desde un primer momento y en aras de no entorpecer el trabajo de las diferentes administraciones ,dados los tiempos que corren, se compromete a que ninguna oposición socialista vote en contra de unos presupuestos, ahí es nada. Eso, bajo mi punto de vista es trabajar por dar soluciones, aunque en áquellos sitios donde estamos en oposición no nos haya caído como un regalito para el próximo año precisamente, pero aún así, hacemos un esfuerzo para entender y comprender las razones en estos momentos políticos y económicos en los que todos tenemos que arrimar el hombro.

Por otro lado, el mismo Zapatero, preparando un fondo de inversión local de 8.000 millones de euros, más otro de 3.000 para inversiones específicas, vamos 11.000  millones de nada si las cuentas no me fallan, de los que a Murcia, la Región que gobierna el Sr. Valcárcel, le han tocado unos 24o millones a repartir entre los 45 municipios de la región. No está nada mal, teniendo en cuenta que es dinero que viene directamente para inversiones, para paliar el desempleo, cada vez más acuciante en nuestra Región que ostenta el dudoso título de ser la 1ª en el ranking de parados, y que además se da en una sola anualidad y con el 100% del importe. Y por si esto no era suficiente incrementa en hasta 30.000 millones la inversión pública para que la mayor empresa de España, la administración pública, sea la que lidere esta salida de la crisis, sin deja de lado el papel fundamental que le toca.

Ahora bien, aquí llega Valcárcel, que es como decir que viene la tía juana con las rebajas, y se saca de la manga un fondo local de, ojo, que no estoy exagerando de 21 millones de euros….la comparación es simple 250 millones de Zapatero contra 21 de Valcárcel. Pero este chiste del Gobierno Regional no termina aquí. Estoy más que segura, de que ningún Ayuntamiento de esta Región le hará ascos al dinero de Valcárcel, pero es que suena a cachondeo porque encima a cada municipio le obliga a poner el 30% del importe a recibir para poder obtener el dinero. Con unos Ayuntamientos asfixiados y con bastantes problemas, lo que a priori parece ser una solución viene a significar un problema más. Y es que en esto de la crisis hay políticos que toman decisiones para solucionar el problema y otros sólo de cara a la galería, si realmente quiere contribuir Valcárcel a que mejore la situación de los municipios de la región y el paro remonte, y no seamos los primeros en entrar en la crisis y, por desgracia a este paso, los últimos en salir, más le vale ir haciéndole caso a las propuestas que le hacen los Alcaldes socialistas de esta región, con muy buen criterio y ponerse, euros a la obra lo antes posible. Pero claro, lo más fácil frente a la crisis no es otra cosa que ir contra los socialistas, como si ellos no hubieran tenido nada que ver en los años que vienen gobernando nuestra Comunidad Autónoma en lo que ahora nos pasa. Es más fácil ante, y  me consta, muchas y muy buenas enmiendas que se han hecho desde el Grupo Parlamentario Socialista, contestar que son todas una barbaridad...barbaridad incrmentar la inversión pública, barbaridad mejorar los servicios públicos, barbaridad garantizar el bienestar social de los murcianos, barbaridad luchar por una sanidad mejor…Será que menos el Sr. Valcárcel y los suyos, todos estamos equivocados. Como no tengan razón,(que no la tienen), apañados vamos los murcianos.

 

Solbes y el adelgazamiento global.

                                                                    

                                                                                                                                                                        No, no es que me haya propuesto que el Vicepresidente del Gobierno se ponga a dieta. Ni que Pedro Solbes, haya propuesto que los ciudadanos del país se pongan. Pero ayer, en la Comisión de Hacienda del Congreso, donde se debatía el Nuevo Modelo de Financiación Autonómica, me llamó enormemente la atención la frase de Solbes:  “ En época de crisis tenemos que adelgazarnos todos”. Se refería a que las CCAA no pueden pedir continuamente que sea el Estado el que reduzca sus ingresos en favor suya. Esta respuesta, la daba en contestación al Portavoz de ICV, Joan Herrera, que hablaba de reducir el 50% que permanece en las arcas del Estado y no se distribuye a las CCAA. Con cifras en la mano, y descontado el gasto en Seguridad Social, no es más de un 20% lo que le queda al Estado para inversiones y gasto propio. Cuando en algunas CCAA, este porcentaje llega a más del 40%.

Este no es un tema sencillo, cambiar el reparto que existía hasta ahora es complicado, y más cuando los partidos nacionalistas, tanto catalanes como otros, hablan de puntos de inflexibilidad. Aún así, Solbes habló de mejora de ingresos para las CCAA, de que ningún servicio público que se haya transferido dejará de ser financiado, bien con recursos propios, bien con transferidos. Está claro, que cuando se reparte el pastel nadie está contento con lo que le toca, pero en este juego el problema fundamental, es que tiene que tocarle parte a todos, y aquí son muchos y con problemas más que variados. En Murcia, ya se sabe como se hicieron las transferencias de algunas competencias, como la de sanidad, y así nos pinta el pelo, con una sanidad pública prácticamente en quiebra. Por tanto, para mí, el hecho de que se ajusten de nuevo las, permitidme la expresión, “cagadas”, que se hicieron desde los gobiernos de Aznar, es importante y se transfiera en función de población, dispersión, concentración y pirámide poblaciónal de cada uno de los territorios.

En cualquier caso, EL PAÍS, y Público hacen una muy buena cobertura, que os enlazo.