Archivo del sitio

Show must go on?

20090326elpepivin_2

Más que recomendable el artículo de Juan José Millás hoy en EL PAÍS. La separación más que evidente entre los que gobiernan o se oponen al gobierno y  los que son / somos gobernados, es una brecha difícil de reducir. Los segundos raramente, incluso aunque hayamos estado en esto y sigamos interesados en los temas, somos capaces de sentir que los temas que están encima de la mesa, lo están: Primero, porque nos afectan en este momento, y segundo, porque si no, lo harán en un futuro.

Sé que es complicado transmitir el trabajo, pero tengo la convicción de que en vez de aprender con el tiempo a transmitir, lo que se está consiguiendo es meterse dentro de una burbuja que en nada ayuda a recuperar la tan llevada y traída “confianza”. En Geofgrafía Subjetiva se puede encontrar un análisis a fondo de lo que yo aquí simplemente esbozo.

El problema fundamental para mí, es que en este país nuestro los políticos, en la mayoría de los casos carecen de empatía. Y eso es preocupante, cuando el pensamiento principal de muchos millones de ciudadanos es si el mes que viene tendré un trabajo, o cuánto me va a durar el paro o que haré cuando ninguna de esas dos cosas aporte ingresos en mi cuenta del banco, o dónde voy a encontrar un trabajo.

Como dice una amiga mía a fin de cuentas, a veces da la impresión de que los que mandan aplican aquello de que  “no es lo mismo, el nene tiene hambre, que dale teta al nene” , aunque me gustaría que no fuera así.

Anuncios

Escuela de Mandarines: Deudas y deudores.

Estamos acostumbrados a hablar de la deuda de las familias, de las empresas y en raras ocasiones nos ocupamos de las deudas de las administraciones públicas y de las consecuencias que éstas producen en el funcionamiento de la economía en cada uno de los ámbitos en los que nos movemos.

En un momento como en el que nos encontramos, saltan a las páginas de los medios de comunicación noticias que nos alertan de que la Administración, lejos de facilitar el flujo del dinero hacia las empresas, lo que está haciendo es poner palos en las ruedas de este carro que ya va demasiado cargado, alargando los plazos de pago hasta 145 días y acumulando, sólo en la Región de Murcia 900 millones de euros de deuda con empresas de todos los tipos, tamaños y sectores. Cifra que nos sitúa como la tercera Comunidad Autónoma con más deuda con las empresas de todo el país.

Y claro, así no es posible. No podemos estar hablando de que hace falta una mayor inversión por parte de las administraciones, cuando a nivel regional y, por supuesto, local no se paga cuando y lo que se debe. Porque en este asunto, el Ayuntamiento de Caravaca no es ajeno en absoluto. Según sus propias liquidaciones son más de 2,5 millones de euros, es decir, más de 400 millones de las antiguas pesetas, lo que declaraban deber a 31 de diciembre de 2007, entre lo acumulado en ese mismo año y lo que debían de años anteriores.

El funcionamiento es muy sencillo, si proponemos a las empresas que hagan obras para el Ayuntamiento, éstas, lógicamente, tendrán que invertir en maquinaria, obreros, materiales, etc. Posteriormente tendrán que poner el capital para llevar a cabo el proyecto y finalmente cuando ya esté entregado esperar a cobrar. Si los plazos se cumpliesen, no tendrían que esperar más allá de 30 o 60 días, en el peor de los casos 90 días, esta por desgracia no es la realidad.

La falta de liquidez de las administraciones como la de Caravaca, que cuenta con más de 3000 millones de pesetas de deuda, hacen que sea prácticamente imposible poder hacer frente a esos pagos, como no sea a través de préstamos, tal y como viene siendo habitual, o bien si les llueven unos cuantos millones, tal y como ha hecho Zapatero con el Plan E y sus 4, 5 millones de euros directos a las arcas municipales.

En definitiva, que una no deja de sorprenderse de hasta qué punto los que deberían ir aliviando y colaborando de manera clara y concreta, aportando soluciones y dando el empuje necesario a la economía para que funcionase, son los que van ralentizando que esta pueda salir del atolladero en el que se encuentra. Mucho se ha escrito sobre el control de la deuda municipal, más aún sobre los famosos superávits de los que el equipo de gobierno del PP, en Caravaca, tanto presume. Pero la realidad al final acaba imponiéndose y las cifras están ahí para quien quiera verlas.

Consuelos varios

vendas

Dice el refrán español “Quien no se consuela, es porque no quiere”, y eso debe haber pensado el periodista que escribe la noticia de Europapres en la que se habla de las tasas de paro de los municipios de la Región de Murcia. Si se dice “sólo ha subido X”, ha debido barruntar el sujeto, pues parece que la cosa no es tan grave como se pinta. Porque claro, destacar en en Ulea (991 habitantes)  ha bajado el paro en tres personas, y en Ojós (571 habitantes), se ha quedado igual, para darnos un toque de esperanza, manda narices.

El caso es que fuera del sentido del humor que pueda tener el periodista en cuestión, las cifras son espeluznantes, hasta el 156% en Torre Pacheco (¿Les suena Polaris World?) y dejan claro que la política económica e industrial ha sido un desastre, con la construcción como único motor y generador de empleo en la Región. Pero lo peor no es eso, es que no se está haciendo nada para solucionar este desastre, con un incremento del desempleo 30 puntos por encima de la media nacional, Válcarcel y sus consejeros siguen desaparecidos en combate, como si este asunto no fuera con ellos.

Los murcianos con el PP lo llevamos claro, somos campeones, en corrupción, en fracaso escolar, en desempleo, en falta de ayudas sociales, en inexistencia de vivienda pública…y aún así lo curioso es que cuando una habla con la gente de la calle, la responsabilidad de lo que sucede no parece recaer sobre el PP que lleva gobernando en Murcia desde cuatro legislaturas…no, el problema siempre es de Zapatero y del PSOE. ¿Quién tiene las tijeras para ir cortando vendas? Porque otra solución no se me ocurre.

Los más pobres de España.

Algo ha fallado, y algo está fallando. Más allá de la crisis del petróleo, de la de las hipotecas, de la caida en picado del sector de la construcción…lejos de todo eso, algo no ha funcionado en esta región y los datos son evidentes. Murcia es la región española con mayor número de pobres. Y esto asusta.

Recuerdo, que siendo aún pequeña leí en un viejo documento de la historia de Caravaca que, ahora siendo mayor, no sé por qué llegó a mis manos. Bien, decía que leí que en mi pueblo había “pobres de solemnidad” y aquella expresión rondó mi cabeza durante varios días y pregunté a los adultos que me rodeaban que era aquello de ser “pobre de solemnidad” porque a mis ojos de niña sonaba terrible esa expresión. Explicada por los adultos, tampoco es que perdiera ni un ápice de crueldad lo que el término implicaba. He de decir que este documento databa del siglo XVII. Que curioso que Murcia, esta región moderna, con un modelo de desarrollo que nos situaba a la cabeza del desarrollo económico de nuestro país, cuente ahora con más de un 21% de pobres, de los que casi el 4%  son “pobres de solemnidad” que se habría dicho en épocas pasadas.

Terrible. Sencillamente terrible. En que curva del camino se perdió la cordura que ha llevado a nuestra región a estos niveles. Cuándo creímos estar por encima de los ciclos económicos y por tanto, que poner todos los huevos en la misma cesta, la de la especulación inmobiliaria, nos mantendría siempre a flote. Descabellado, cuantos informes, cuantos avisos, cuantas protestas, cuantas manifestaciones…cuanto luchar y luchar para que no llegaramos a  esto, pero esto ya ha llegado hasta nosotros y se llama, fracaso estrepitoso del “Modelo Varcárcel” y mientras tanto, el mencionado Señor, debe andar como las avestruces, o mejor dicho como los hurones, porque no le hemos visto salir en un medio de comunicación ni de refilón para dar la cara ante los ciudadanos a los que gobierna.

Menuda panda los que dirigen el cotarro en Murcia….y venga pobres!

Solbes y el adelgazamiento global.

                                                                    

                                                                                                                                                                        No, no es que me haya propuesto que el Vicepresidente del Gobierno se ponga a dieta. Ni que Pedro Solbes, haya propuesto que los ciudadanos del país se pongan. Pero ayer, en la Comisión de Hacienda del Congreso, donde se debatía el Nuevo Modelo de Financiación Autonómica, me llamó enormemente la atención la frase de Solbes:  “ En época de crisis tenemos que adelgazarnos todos”. Se refería a que las CCAA no pueden pedir continuamente que sea el Estado el que reduzca sus ingresos en favor suya. Esta respuesta, la daba en contestación al Portavoz de ICV, Joan Herrera, que hablaba de reducir el 50% que permanece en las arcas del Estado y no se distribuye a las CCAA. Con cifras en la mano, y descontado el gasto en Seguridad Social, no es más de un 20% lo que le queda al Estado para inversiones y gasto propio. Cuando en algunas CCAA, este porcentaje llega a más del 40%.

Este no es un tema sencillo, cambiar el reparto que existía hasta ahora es complicado, y más cuando los partidos nacionalistas, tanto catalanes como otros, hablan de puntos de inflexibilidad. Aún así, Solbes habló de mejora de ingresos para las CCAA, de que ningún servicio público que se haya transferido dejará de ser financiado, bien con recursos propios, bien con transferidos. Está claro, que cuando se reparte el pastel nadie está contento con lo que le toca, pero en este juego el problema fundamental, es que tiene que tocarle parte a todos, y aquí son muchos y con problemas más que variados. En Murcia, ya se sabe como se hicieron las transferencias de algunas competencias, como la de sanidad, y así nos pinta el pelo, con una sanidad pública prácticamente en quiebra. Por tanto, para mí, el hecho de que se ajusten de nuevo las, permitidme la expresión, “cagadas”, que se hicieron desde los gobiernos de Aznar, es importante y se transfiera en función de población, dispersión, concentración y pirámide poblaciónal de cada uno de los territorios.

En cualquier caso, EL PAÍS, y Público hacen una muy buena cobertura, que os enlazo.

La crisis NINJA (No Job, No Incomes, No assets)

Hola a todos…y disculpas por tener en blog “desenchufao”, pero es que hasta del mundo bloggero hay que desconectar en veranito.

Ayer tuve comida con dos ex-compis de trabajo y claro, como supongo le pasa a un alto porcentaje de las conversaciones veraniegas, acabamos derivando hacia la crisis, su origen, su evolución, su posible duración y sus soluciones. Está claro que ninguna de estas cosas son, para la mayoría de nosotros, fácilmente entendibles, pero no hace mucho, llegó a mí un enlace en el que de manera sencilla y clara se explica de donde viene todo ésto…que por algún sitio hay que empezar a tirar del hilo.

El blog del que os hablo es de Leopoldo Abadía Sr. y ha sido  profesor del IESE durante 31 años, os recomiendo que os toméis unos minutos y lo leáis, se llama “CRISIS FINANCIERA NINJA”  y  aclara muchas cosas de las que se ha oído hablar, pero que siguen sonando lejanas, y además supone un diccionario de economía en sus restantes entradas inmejorable. Que os sea leve la lección de economía.

Patriotas

 Javier: ” Patriotas como este han hecho que Murcia tuviera una economía que era la envidia de España”

Esta perla de comentario ha sido extraído de la edición de La Verdad.es  de hoy. Lo han escrito con motivo del  mantenimiento de la implicación de cohecho en el Caso Tótem en la persona del Alcalde de Totana, José Martínez Andreo. Yo me quedo sin comentarios ante la estupidez humana…Seas del partido que seas y votes a quien votes, nadie debe utilizar su cargo para enriquecerse y sino que debe utilizarlo para servir a los ciudadanos y gestionar que es para lo que le han elegido. Por tanto, si mete la mano en el saco, que lo pague y además, debe, sin duda alguna, asumir su culpa, dimitiendo y dejar paso a gentes más honradas que hagan su trabajo como es debido y no aprovechándose del dinero de todos en su propio beneficio. Yo, patriotas así no los quiero, muchas gracias, que hagan patria en otro lugar. TOLERANCIA CERO A LA CORRUPCIÓN.