Archivo del sitio

Superando viejos discursos

Esto es lo que tendría que estar haciendo el PP en España. Asombra que ante la reforma de la Ley del Aborto, estén intentando volver a plantear viejos discursos, del todo superados por la gran mayoría de la sociedad en la que vivimos. Sé que hay una parte de esta sociedad que querría que este estudio de la reforma desembocara en un nuevo cuestionamiento del aborto y que volviéramos al: “Aborto si, aborto no”, pero ese no es el punto en el que nos encontramos ahora, bajo mi punto de vista, es ridículo intentar volver ahí. La reforma de la Ley es necesaria y aunque Rajoy diga que no es una demanda social, si que lo es. En ella se recogen una serie de supuestos que han sido válidos durante 20 años, pero que hoy día han dejado de ser suficientes y por eso hay que modificarla. El trámite se está haciendo de manera más que abierta (a pesar de que la subcomisión sea a puerta cerrada) es cierto que no se han podido escuchar las comparecencias de los expertos, pero todos los partidos políticos han llevado a los suyos, que han sido escuchados y se han podido leer los resúmenes en blogs como el de Carmen Montón, Portavoz socialista en la Subcomisión. Ha llegado el momento de ir a una ley de plazos, de reconocer que la mujer debe ser libre de tomar la decisión de abortar, sin que por ello tenga que ser juzgada, o tenga que quedar ningún resquicio por donde se la pueda perseguir, tal y como ha sucedido en tiempos no tan lejanos. Ahora quedan las conclusiones, llegar a acuerdos políticos, pero estoy convencida de que los partidos políticos, menos el PP, llegarán a un acuerdo en un tema como este que a tanta gente implica. Es el momento de dar un paso adelante y de avanzar hacia las leyes del aborto que existen en nuestro entorno. Espero que la noticia que publica la prensa hoy sobre el apoyo mayoritario a la reforma se cumpla en el momento de la votación. Porque es justo y porque es necesario.

Anuncios

Cuando lo único que queda es resistir y mandar.

 

Que vergüenza! Es lo único que puedo decir de lo que sucedía anoche en el Pleno del Ayuntamiento de Caravaca. Vergüenza, la que me produce que el equipo de Gobierno solo tenga iniciativa ya para MANDAR, y lo pongo en mayúsculas para que quede claro. Volvimos a ver como el Sr. Aranda, carente de cualquier tipo de iniciativa política a estas alturas, se sienta presidiendo el pleno, con el único fin de mandar, ojo que digo mandar y no gobernar. eso es una cosa que hay que saber hacer y desde luego dudo que sepa.

Porque gobernar es escuchar, es consensuar, es llegar a acuerdos y conseguir mejoras para la vida de los ciudadanos. Mandar, que es lo que él hace, no es más que pasar el rodillo una y otra vez sobre todas las propuestas que entiende “le dejan mal”. El único problema que parece tener, es que cada vez hay más cosas que dejan en evidencia su cansancio en el poder y que cada vez tiene que sacar a pasear, por tanto, el rodillo ese que no le gusta que le recuerden.

Obligar a la oposición a retirar mociones o no dejarle hablar de subvenciones que beneficiarían a los ciudadanos,  me parecen ejemplos claros de lo que estoy diciendo.

En definitiva, mucho rodillo, mucho mandar y poco gobernar! Que juzguen los ciudadanos…

 

Más talante, por favor.

Y es que ya a quedado demostrado que con esta derecha, (que se considera de “centro”), con la que hemos lidiado, el talante nunca se sirve en raciones suficientemente grandes. Así que, menos mal que a Jose Luís parece no terminársele el ánimo ni las ganas de tender puentes hacia el consenso, en los temas que nos afectan absolutamente y a todos y que deberían estar descartados, hace ya mucho,del panorama político. Frases del tipo “usted ha traicionado a las víctimas…”, en boca de un jefe de la oposición,  no me gustaría volver a escucharlas nunca, para demonizar lo que ha sido obligación de todos los Presidentes de este país, es decir, poner fin a esta locura que supone el terrorismo y lo que supone para cada uno de los ciudadanos de este país. Estoy segura, tal y como sucedió en Irlanda en su momento, donde el fin del IRA parecía imposible, aquí también lo será en algún momento. Ese momento, llegará solo con el apoyo y la unidad de todos. Bien por ZP y por su altura política.