Archivo del sitio

We’d like you to know…you’re not alone!

Hoy ha sido el día, cuántos de nosotros, seguidores de la política, hemos estado pegados a la tele, asistiendo, yo lo reconozco, aún asombrados, a la culminación de aquello que cuando comenzaba nos hacía sonreir con incredulidad. Hoy hemos visto aliviados, como Bush se montaba en el helicóptero y luego en el avión y se iba a su rancho tejano, de donde esperemos no quiera salir para ejercer como ex-presidente, tal y como hace nuestro ex-presidente de la foto de las Azores. Y si eso ha sido importante, por significar el fin de una era, también lo ha sido ver a Barack H. Obama, tomar posesión. He de confesar que me ha vuelto la Obamanía, unos amigos me han regalado un libro suyo, ” “Los sueños de mi padre”, donde cuenta cómo son los años de su vida hasta la universidad. Me está gustando descubrir que también es humano, que siente, que sufre y que sabe lo que es no tener nada. Por muy cercanos que nos puedan parecer los políticos de la era 2.0, por muchas webs y blogs que leamos, el caso es que al final, y porque así se pretende, sólo conocemos lo que sus asesores quieren que sepamos porque eso será lo que nos movilice al voto. Obtener información de primera mano y más cuando se escribe antes de haber ni siquiera imaginado una carrera política es una jugosa fuente de “cotilleo político-histórico”, si es que nos va el género.

Hoy me han ilusionado y esperanzado muchas cosas, pero me ha llamado especialmente la atención que el espíritu del cambio cuyo éxito, bajo mi punto de vista, es enorme por su capacidad de hacer converger a los ciudadanos hacia opiniones comunes alrededor de mensajes sencillos, no haya muerto y que siga siendo alimentado por las estrellas. Asthon Kutcher y amigos han vuelto a unir. En su MySpace, he encontrado éste vídeo que se llama “El compromiso presidencial” , en el que famosos van enumerando todas las cosas a las que se comprometen para seguir luchando por ayudar a Obama en su trabajo. (Siento no haberlo encontrado en versión subtitulada….)  el video comienza diciendo lo siguiente: 

“They say that the job of the President is the loneliest job in the world”  Harry S. Truman ( Dicen que el trabajo del Presidente es el más solitario del mundo). Nos gustaría que supieras que no estás solo…

Ya casi es Septiembre…(Yes, we can!)

 

Y eso, lejos de ser una obviedad, es toda una declaración de intenciones. Porque señores, este pseudo periodo vacacional que ha supuesto agosto, con sus viajecitos, sus escapadas, sus gastroenteritis…y su aparentar que todo se detiene, o por lo menos nuestro país, debido al “calóh”, llega a su fin.

Y todo fin, significa un nuevo principio, y a eso vamos.

Porque la vida poco a poco va retomando su forma habitual, sus notas de prensa, sus artículos de opinión, sus noticias de economía, y en definitiva volvemos a la “lucha” diaria, que para este trimestre que se nos apróxima a pasos agigantados va a ser muy animada. Y es cierto, que hemos cargado las pilas y venimos con fuerzas renovadas. Son muchos los proyectos que iremos desgranando durante los próximos meses, las ideas, las acciones y las nuevas aventuras que van a ocuparnos en esta tarea nuestra de “control” y propuestas que nos hemos puesto por objetivo.

Y es que, todo al final es ponerse objetivos, luchar por ellos e intentar conseguir cosas que parecían imposibles para los que no creían en que pudieras conseguirlo. Y de ejemplo, un botón, Barack Hussein Obama, sin lugar a dudas, la representacion de que, la realidad supera a la ficción, y ficción hemos tenido un rato con las pelis americanas. Quién no ha visto un presidente negro en  una peli americana y ha pensado para sus adentros: “!Eso es imposible…por eso lo ponen en la tele!”. Pues ahí está él, elegido por aclamación, hablando del “sueño americano” y con los Clinton dándole coba toda la Convención Demócrata.

No sé que cambios traiga este joven senador a la política americana. Me consta, que ilusión y ganas de cambiar muchas, estudiar el fenómeno Obama es algo emocionante, porque ha logrado eso tan difícil de conectar con los anhelos de la gente y sus necesidades, y no sólo eso, sino la fórmula para aplacar unos y responder a otras. Tendremos que esperar hasta noviembre, para ver que prefieren los americanos, pero hasta entonces tendremos mucho que hablar de este tema.

En definitiva…Yes, we can!