Archivo del sitio

Escuela de Mandarines : Busco casa asequible

El precio de la vivienda cae y ya no sorprende a nadie ni en este pueblo, ni en esta región, ni en este país, y aún así uno sale a comprarse una casa y se sigue preguntando cómo es posible que parezca casi una utopía adquirir una, seas joven o menos joven, la cuestión sigue siendo la misma: ahorras, o en su defecto, pides una hipoteca. Ni nuevas, ni usadas, libres y por supuesto, en nuestro municipio, en ningún caso de protección oficial. Eso en Caravaca,  cómo un buen cine, todo el mundo habla de ello, pero nadie lo ha visto. Le podremos echar la culpa a los bancos, a la crisis o a quien queramos, pero la realidad es que esto no es nuevo, tiene ya solera en la escena política local. Y es hora de asumir lo que se está haciendo mal.

Y hay cosas que desde luego no se entienden. Para comenzar, es asombroso como durante los últimos años se han anunciado proyectos, muy conocidos por todos, que no han sido capaces de transformar en realidades. El más sonado, y bajo mi  punto de vista, el gran fracaso de la política municipal de vivienda y por tanto del Concejal de Urbanismo, ha sido el proyecto de las viviendas de la Renfe. Se anunció a bombo y platillo, lo vendieron como la gran respuesta, y ahora sigue siendo el gran interrogante. Cientos de familias de Caravaca, que siguen esperando a que mes tras mes se cumplan las promesas del Sr. Aranda, que repite, en el ánimo de que se convierta en realidad, la mentira de que el proyecto está ya que empieza.

Pero no se queda la cosa ahí, están también los del almacén del trigo, las de la calle larga…y unas cuantas que no dejan de aparecer en los medios de comunicación, pero que al final no dejan de ser proyectos que duermen en el cajón de algún político despistado, que desde luego no tiene como prioridad el hecho de que los ciudadanos  sobre los que gobiernan puedan acceder a una vivienda digna y a un precio justo.

En un municipio que ha incrementado la cantidad de suelo urbanizable como el nuestro, donde se han aprobado miles de viviendas en diferentes urbanizaciones, es curioso que, nunca se haya puesto el acento en incrementar el número de viviendas que podían mejorar el acceso de la mayoría de los caravaqueños. Se ha favorecido la especulación, el mismo Ayuntamiento vendiendo suelo, desde el Campo de Fútbol hasta el último metro cuadrado que poseía. Ahora se presenta una posición curiosa, miles de viviendas vacías e inasequibles.

No se ha trabajado en ningún momento en conseguir una buena bolsa de suelo público y tampoco en la construcción de un buen número de viviendas protegidas, bien construidas por el Ayuntamiento, o por promotores privados, que permitieran la creación, como se ha venido pidiendo desde diferentes asociaciones y sectores de la sociedad, de un número suficiente de estas viviendas como para competir con la oferta de viviendas libres y por tanto, moderar su precio.

Es el momento de empezar a trabajar en cambiar los proyectos del papel a la realidad, de fijar prioridades, de trabajar porque los ciudadanos tengan un mejor acceso a lo que todos en un momento u otro deseamos, una casa, un lugar digno al que llamar hogar y sobre todo que sea asequible y no nos cueste la vida. Es una asignatura pendiente de este ayuntamiento que ya dura 10 años y va siendo hora de aprobarla.

Anuncios

Hablando de romper ventanas…(ampliación)

 

 

acadi1

Como ya dije ayer…no había más que esperar para ver lo que iban trayendo los acontecimientos. Ayer la prensa regiónal volvía  a hacer referencia a la relación entre ACADI y el Ayutamiento de Caravaca. El sumario, en gran parte ya es público y de ahí se desprenden estas noticias. Por un lado el enriquecimiento de Peñalver y Cano y por otro, Domingo Aranda, diciendo: ” que investiguen lo que quieran, que no hay nada”. Así que esta historia no tiene visos de parar, y menos de simplificarse, las conexiones e interconexiones entre empresas y personas son para no dormir. Arriba os dejo un pequeño esquema que publica la prensa. Seguiremos al hijo…

Olvidos, metros cuadrados y Paris

A veces la memoria juega muy malas pasadas…y es una pena. Y si no, que se lo digan al Concejal de Urbanismo. Mira que olvidarseles que eran propietarios de 5500 m2 junto a las pistas de El Salvador…Menuda memoria tienen algunos. Y claro es que entre 500 y 5500 es cuestión de quitar y poner números y siempre puede bailar alguno. Pero esto no es todo, para colmo, resulta que tampoco pueden disponer de ese suelo…que mala suerte que tienen, con la de actuaciones que se han planeado en Planes Parciales en este municipio y ahora nos confirman que el proceso es tan largo que vayan ustedes a saber cuando se podría disponer del terreno. ¿Sucederá lo mismo con los hoteles planeados para el Año Jubilar 2010 y que dependen de este tipo de desarrollo o quizá se intentará obtener esos terrenos por adelantado por aquello del interés que tienen para nuestro pueblo? A mí me queda la duda de que parte del embudo están utilizando ahora con los ciudadanos. Vaya lío, que si tiene que ser ahí porque lo dice el Plan de Tráfico, que si el Plan de Tráfico no lo enseñamos…(quien sabe el por qué) que si es que en otro sitio no tenemos suelo, y ahora que si que tenemos suelo pero que no está disponible inmediatamente…Cuantas vueltas para decir que el sitio que gusta a las empresas es la Ciudad Jardín y que los ciudadanos se aguanten que ellos mandan. 

Y todo esto mientras yo estaba en París…

Cuando lo único que queda es resistir y mandar.

 

Que vergüenza! Es lo único que puedo decir de lo que sucedía anoche en el Pleno del Ayuntamiento de Caravaca. Vergüenza, la que me produce que el equipo de Gobierno solo tenga iniciativa ya para MANDAR, y lo pongo en mayúsculas para que quede claro. Volvimos a ver como el Sr. Aranda, carente de cualquier tipo de iniciativa política a estas alturas, se sienta presidiendo el pleno, con el único fin de mandar, ojo que digo mandar y no gobernar. eso es una cosa que hay que saber hacer y desde luego dudo que sepa.

Porque gobernar es escuchar, es consensuar, es llegar a acuerdos y conseguir mejoras para la vida de los ciudadanos. Mandar, que es lo que él hace, no es más que pasar el rodillo una y otra vez sobre todas las propuestas que entiende “le dejan mal”. El único problema que parece tener, es que cada vez hay más cosas que dejan en evidencia su cansancio en el poder y que cada vez tiene que sacar a pasear, por tanto, el rodillo ese que no le gusta que le recuerden.

Obligar a la oposición a retirar mociones o no dejarle hablar de subvenciones que beneficiarían a los ciudadanos,  me parecen ejemplos claros de lo que estoy diciendo.

En definitiva, mucho rodillo, mucho mandar y poco gobernar! Que juzguen los ciudadanos…

 

Creer o no creer, he ahí el dilema…

Creer en la “res pública”, en lo público o no creer. Ahí radica la importancia y la diferencia de cada opción política y desde luego en nuestro municipio lo vemos cada día. Creer en que un suelo que pertenece a cada uno de los habitantes de nuestra localidad no se puede regalar a unos pocos para que hagan negocio. Creer que los ciudadanos, los sindicatos, los partidos políticos están en contra, no porque les guste decir que no, sino porque ellos si creen en que lo que es de todos debe beneficiar a todos y no a unos pocos.

Cuando el Partido Popular de Caravaca ha dado la espalda a los ciudadanos a los que gobierna, y se ha encerrado en su bastión defendiendo a capa y espada que en Caravaca lo que hace falta, no es mejorar las condiciones de los colegios existentes…¿Se acuerda el Sr. Aranda y el Concejal de Educación del Colegio Cervantes? ¿Recuerdan que aún no está el suelo disponible para su ampliación? ¿Que pasa con San Francisco? ¿Que hay del techo del colegio del Salvador? Eso no es importante, hay que beneficiar a esos pocos con  opciones que no convencen a nadie, más que a los interesados, a mí me preocupa.

Me preocupa la ceguera y sordera de los que nos “gobiernan” o, más bien, deberían gobernar para todos y sólo lo hacen para unos pocos, obviando lo que sus ciudadanos opinan…Tanto gusto le han cogido algunos a “pasar el rodillo” que se lo pasan hasta a los ciudadanos.