De petardos va la cosa…

balcon

 

La política, en algunos niveles, se parece bastante a un teatro de marionetas. Donde unos creen ser los que manejan los hilos, y otros, pobres de ellos, no saben que son manejados por los primeros. El problema llega cuando los papeles se cambian, o se lían y ya no se sabe quien es el que maneja, el que manda, y quien el que es manejado. Cuando el marionetista se da cuenta de que no puede seguir con su teatro si las marionetas desaparecen, y cuando las marionetas se dan cuenta del poder que tienen sobre quien las maneja. En ese momento los equilibrios se pierden y sólo queda fingir que cada uno está en su lugar para que el espectáculo pueda continuar.

Si a mi reflexión anterior le ponemos nombre, y reflexionamos un poco sobre lo que está pasando en el PP en estos momentos, nos daremos enseguida cuenta de que para que el mal rollo de los vestuarios y las bambalinas salte a escena, va quedando cada vez menos.

Qué poco me gustaría ser Rajoy en estos momentos…

 

Anuncios

Acerca de Carmen

Carmen Porras. Militante del Partido Socialista en Caravaca de la Cruz, Murcia.

Publicado el 19 marzo, 2009 en General y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: